Playing now

Playing now

Así te ayuda un completo programa de facturación a generar los modelos 303 y 390

Volver a los resultados de búsqueda

Logotipo de Sage Advice
Sage AdviceConsejos útiles sobre gestión empresarial y actualidad legal
SubscríbeteSubscríbete
sage

Una de las cuestiones que tienen que afrontar los autónomos y las empresas es cumplir con sus obligaciones fiscales. Esto puede ser un trámite muy farragoso, sobre todo al principio, ya que no tienen conocimientos financieros y contables. Pero lo cierto es que generar los modelos 303 y 390 puede ser muy sencillo con la ayuda de un completo programa de facturación.

Los programas de facturación están pensados para que los utilicen precisamente personas que no tienen que tener grandes conocimientos de contabilidad. Nos ayuda a reducir errores, a llevar la facturación y contabilidad al día, ahorrando gran cantidad de tiempo, y a generar las declaraciones de IVA, de los modelos 303 y 390.

¿Qué son los modelo 303 y 390?

El modelo 303 es una declaración trimestral en la que las empresas y profesionales saldan cuentas con Hacienda respecto al IVA. Consiste en calcular la diferencia entre la cantidad pagada a nuestros proveedores, es decir, por nuestras compras, y lo cobrado a nuestros clientes.

En este modelo se desglosan las operaciones realizadas tanto por tipo, ya sea de régimen general u operaciones intracomunitarias como por el porcentaje de IVA. El resultado será una cantidad que debemos ingresar a Hacienda o a compensar en próximas declaraciones. Solo en el último trimestre del año se puede solicitar la devolución.

El modelo 390, también conocido como resumen de IVA, se presenta en enero y agrupa la información de los cuatro modelos 303, que pueden ser 12 si es una gran empresa. La fecha de presentación será según el calendario fiscal de cada año. Para el 303 suele ser en abril, julio, octubre y enero, donde también se presenta el 390.

Cómo se presentan los modelos 303 y 390

Las empresas y autónomos obligados a presentar el modelo 303 y 390 podrán hacerlo de diferentes formas, tal y como nos indica la Agencia Tributaria:

  • Presentación de forma electrónica, lo que requiere de un certificado o [email protected] PIN. Tendremos dos opciones. La primera, un formulario online para ir cumplimentando todos los campos y enviar directamente. La segunda opción es enviar un fichero a la Agencia Tributaria, que debe cumplir con la estructura establecida en el diseño lógico de registro publicado. No sirve generar un PDF y enviarlo.
  • Presentación en papel para las personas físicas, autónomos y profesionales, así como para las empresas que no estén obligadas a presentar el modelo de forma telemática. Se completa en un formulario online que generará el documento en PDF a presentar en la Agencia Tributaria.

Por una cuestión de ahorro de tiempo, lo ideal es utilizar siempre la presentación telemática, ya que se puede realizar en cualquier momento del día y de la semana. Además, si es posible, mejor la presentación a través de fichero, para no tener que completar el formulario online.

El programa de facturación trabaja por ti para generar los modelos

Es aquí cuando nuestro programa de facturación entra en juego. Lo ideal es que llevemos siempre la contabilidad al día. Esto implica tener como tarea diaria en la empresa introducir las facturas emitidas y recibidas en nuestra herramienta de gestión. A partir de aquí todo es muy sencillo, ya que será el propio programa el que se encargue de generar los modelos 303 y 390.

Los programas más sencillos pueden generar el modelo en un documento PDF, que luego nos ayudará a completar el formulario online de la Agencia Tributaria, ya sea para su presentación telemática o para imprimir y llevarlo a sus oficinas. Los datos los obtiene el programa del registro de facturas y gastos que nosotros hayamos realizado.

Más útil resulta si, en lugar de generar el documento en PDF, se genera un fichero para la presentación del modelo 303. En este caso, el programa nos genera el archivo, con los requerimientos de la Agencia Tributaria para el trimestre seleccionado, que debemos guardar en nuestro ordenador.

Presentación del modelo 303 a través de fichero

A continuación, tenemos que identificarnos en la sede electrónica y, en el apartado de Impuestos y Tasas, vamos al índice de IVA. Aquí ya nos aparece la opción de los modelos 303 y 390. Seleccionamos el que corresponda y vamos a la opción presentación con fichero.

La siguiente opción es cargar el fichero desde nuestro ordenador. Es recomendable, por ello, tenerlo localizado en una ubicación a mano. Una vez cargado, nos encontraremos con el formulario online totalmente completado. Basta con repasarlo para comprobar que todo es correcto. Podemos realizar alguna modificación o, si nos hemos equivocado, crear una nueva declaración y cargar el fichero correcto.

El último paso es firmar y enviar el formulario online. Lo recomendable es realizar todo el procedimiento a través de Internet Explorer, ya que la firma requiere, la primera vez que lo hagamos, la instalación de un complemento de Java. Si no somos usuarios expertos con el uso de la firma electrónica, quizás tengamos que pedir ayuda al menos para la primera vez que realizamos una firma.

Un procedimiento similar también se suele realizar para modelos de IRPF como el 130, que también nos puede generar nuestro programa de facturación de forma automática. La diferencia entre tener que realizar todos los cálculos de forma manual o a través de una hoja de cálculo es abismal. Además de reducir errores, los datos los tenemos de forma automática y la presentación no nos llevará más de cinco minutos si lo hacemos de forma telemática.

Una de las grandes ventajas de utilizar un buen programa de facturación es que podemos generar automáticamente los modelos a presentar en Hacienda, como el 303 o el 390. Las soluciones de facturación de Sage, ya sea en la nube o las versiones de escritorio, son nuestro asistente personal para generar y presentar dichos modelos.