Playing now

Playing now

Diferencias entre proveedor y acreedor, aprende a distinguir ambos conceptos

Volver a los resultados de búsqueda

Logotipo de Sage Advice
Sage AdviceConsejos útiles sobre gestión empresarial y actualidad legal
SubscríbeteSubscríbete
Sage

Comparamos qué entendemos por proveedor y qué por acreedor y explicamos cuál es el tratamiento contable de cada una de estas dos figuras.

  • No es lo mismo un proveedor que un acreedor, te lo contamos al detalle
  • El tratamiento contable de proveedores y acreedores es diferente, como podras comprobar en este post

Para un experto contable la diferencia entre proveedor y acreedor es obvia, pero no todo el mundo tiene esos conocimientos y esta diferenciación le puede extrañar, por ejemplo, a un gerente que no esté demasiado familiarizado con la terminología contable, ya que ambos figuran en el pasivo del balance y, además, en el mismo epígrafe de acreedores comerciales y otras cuentas a pagar.

También un contable más experto puede tener algunas dudas con la forma de contabilizar algunas facturas, ya que lo que en una empresa puede ser un acreedor, en otra puede ser un proveedor.

Por poner un ejemplo, en una empresa que se dedique al alquiler de vehículos a particulares, los gastos por las reparaciones de los automóviles, se deberán contabilizar en una cuenta 600, ya que son gastos asociados al proceso productivo y, por lo tanto, para calcular el margen bruto, a los ingresos de los alquileres de los vehículos, hay que restarle los gastos necesarios para que estos puedan funcionar.

Sin embargo, en cualquier otra empresa que no se dedique a esta actividad, estos gastos se contabilizaran en una cuenta de servicios exteriores (622) y las cantidades pendientes de pago se reflejarán como acreedores de la empresa, en lugar de como proveedores, que seria como figurarían en la empresa de alquiler de vehículos.

¿Qué es un proveedor?

Según la Real Academia Española (RAE) un proveedor es una persona o empresa que provee o abastece de todo lo necesario para un fin a grandes grupos, asociaciones, comunidades, etc. Sin embargo, esta acepción coloquial no se corresponde exactamente con el término contable. En realidad, según lo establecido en el Plan General de Contabilidad, las cuentas de proveedores reflejan las deudas con suministradores de mercancías y de los demás bienes definidos en el grupo 3.

Dentro del grupo 3 nos encontramos con activos poseídos para ser vendidos en el curso normal de la explotación o en forma de materiales o suministros para ser consumidos en el proceso de producción o en la prestación de servicios. Serian mercaderías, materias primas, otros aprovisionamientos, productos en curso, productos semiterminados, productos terminados y subproductos, residuos y materiales recuperados.

Además, también deben encuadrarse en las cuentas de proveedores las deudas con suministradores de servicios utilizados en el proceso productivo.

Por lo tanto, un proveedor suministrará a la empresa aquellos bienes que son necesarios para producir los bienes o servicios que comercializa la empresa.

La cuenta 400 de proveedores se abonará, generalmente, con cargo a cuentas del subgrupo 60 y se cargará:

  • Por la formalización de la deuda en efectos de giro aceptados, con abono a la cuenta 401.
  • Por la cancelación total o parcial de las deudas de la empresa con los proveedores, con abono a cuentas del subgrupo 57.
  • Por los rappels que correspondan a la empresa, concedidos por los proveedores, con abono a la cuenta 609.
  • Por los descuentos no incluidos en factura que le concedan a la empresa por pronto pago sus proveedores, con abono a la cuenta 606.
  • Por las devoluciones de compras efectuadas, con abono a la cuenta 608.
  • Por los envases y embalajes devueltos a proveedores que fueron cargados en factura por estos y recibidos con facultad de devolución, con abono a la cuenta 406.

¿Qué es un acreedor?

Un acreedor es una persona física o jurídica a la que se le compran a crédito servicios que no están relacionados con la actividad desarrollada por la empresa. Es decir, son deudas con suministradores de servicios que no tienen la condición estricta de proveedores.

En el Plan General Contable se recogen en la cuenta (410) de acreedores por prestaciones de servicios.

Se abonarán normalmente por la por la recepción «a conformidad» de los servicios, con cargo, generalmente, a cuentas del subgrupo 62 y se cargará:

  • Por la formalización de la deuda en efectos de giro aceptados, con abono a la cuenta 411.
  • Por la cancelación total o parcial de las deudas de la empresa con los acreedores, con abono a las cuentas que correspondan del subgrupo 57.

La diferencia entre proveedor y acreedor es uno de esos sencillos conceptos que, al ser descubiertos por un inexperto, pueden hacer que entienda mucho mejor lo que quiere decir la información contable que pueda estar consultando en un momento dado. La llevanza de una contabilidad más útil y comprensiva es un factor de impulso para cualquier negocio.