Playing now

Playing now

Entrevistas de trabajo virtuales: pros y contras

Volver a los resultados de búsqueda

Sage

En este post, te contamos cómo cada vez más empresas realizan entrevistas de trabajo virtuales y cuáles son las ventajas e inconvenientes de las mismas.

  • La COVID-19 ha provocado que cada vez más compañías se sumen a la realización de entrevistas virtuales.
  • Este tipo de entrevistas permite captar talento de cualquier parte del mundo.

La COVID-19 sigue provocando cierres de oficinas en medio mundo. Las empresas que han conseguido subsistir a la crisis exploran nuevas formas de contratación. De hecho, son muchos los responsables de Recursos Humanos que se han sumado a las entrevistas de trabajo virtuales. Estas implican menores riesgos de contagio y permiten deslocalizar el talento. Esto significa que no hace falta que el profesional resida en la misma ciudad o país que la empresa.

La pandemia ha trastocado la modalidad de contratación. Una encuesta de Gartner señala que el 86% de las organizaciones mundiales ya realiza entrevistas virtuales para cubrir puestos vacantes.

El 86% de las organizaciones mundiales ya realiza entrevistas virtuales para cubrir puestos vacantes.

Las entrevistas virtuales suponen grandes ventajas para las compañías, sobre todo cuando no se dispone de tiempo ni de un gran presupuesto. Las compañías consiguen, así, llegar a candidatos de máxima calidad estén donde estén. Pese a que las ventajas de este tipo de entrevistas son muchas, también lo son las desventajas.

Pros de las entrevistas de trabajo virtuales

1. Ahorro de costes

El ahorro de costes en las entrevistas virtuales es palpable. El coste de tiempo que se invierte en la revisión de los CV y en las entrevistas de trabajo se reduce en un 60% al realizar el proceso online. Además, estos procesos permiten encontrar al mejor candidato para el puesto que se oferta. Se reduce también la tasa de abandono a la hora de postularse en la oferta.

2. Se agiliza el proceso de contratación

El periodo medio de contratación es de 38 días. Ese tiempo incluye desde la recepción del currículum hasta el sí definitivo. Organizar un momento adecuado para reunirse con un candidato puede ser complicado. La entrevista virtual agiliza este proceso. Por ejemplo, si se comienza el proceso con una presentación en vídeo, esto permite comenzar a filtrar candidatos.

 3. Se obtiene más talento

La entrevista virtual es un concepto relativamente nuevo, pero se está volviendo cada vez más popular. Una razón sería la posibilidad de obtener más talento para la empresa sin importar dónde se ubique. La ubicación de la empresa podría disuadir a los candidatos que viven lejos. Sin embargo,  una entrevista virtual evita viajes innecesarios a la oficina. Esto abre la posibilidad de contratar a los mejores profesionales, ya vivan en España o en el extranjero.

4. No hace falta tener espacio para la entrevista

¿Hay demasiada actividad en la empresa? ¿Están reservadas ya todas las salas de reuniones? No te preocupes. La entrevista virtual elimina las limitaciones de espacio para poder llevar a cabo el proceso. Esto también ayuda a reducir el tiempo de contratación, ya que no tendrás que esperar a que haya una sala disponible.

Contras de las entrevistas de trabajo virtuales

1. Mucho más difícil percibir la comunicación no verbal

Falta de naturalidad. A pesar de que las entrevistas virtuales son mejores que las entrevistas telefónicas, no permiten captar toda la información que se desea. Con esto nos referimos a la comunicación no verbal. El lenguaje corporal representa el 55% del mensaje que se deduce al comunicarse con alguien. Muchos responsables de Recursos Humanos pueden saber simplemente por la forma en que alguien entra por la puerta si es adecuado para el puesto. Si a este proceso se le añade el uso de vídeo para hacer un primer cribado del candidato, la dificultad se acrecienta. El uso del video en el proceso dificultará más captar las señales no verbales, pues se permite al candidato repetirlo hasta transmitir lo que se desea.

2. No conocerá las instalaciones ni a los compañeros

Cuando una entrevista sale bien, puede ser adecuado mostrarle al candidato la oficina o dejar que se familiarice con el entorno en el que trabajaría. Cuando se contrata talento para la empresa, las entrevistas en persona son una oportunidad para ver si el candidato encaja bien con la cultura empresarial. También se le puede ayudar en persona a sentirse parte del equipo. Por lo tanto, si se escoge realizar una entrevista de trabajo virtual, habrá que prestar atención al proceso de ‘on boarding’.

3. La tecnología también falla

Al igual que con las llamadas por videoconferencia, existe la posibilidad de que la tecnología falle. Seguro que esta no es la impresión que quieres causar a tus candidatos. La tecnología puede ayudar a reclutar el mejor talento, pero a veces ocasiona imprevistos a tener en cuenta.

4. Datos personales

Ojo con la ley de Protección de Datos Personales. Si piensas realizar una entrevista virtual, ten cuidado con la información que almacenas de cada candidato. Para evitar problemas legales, la empresa tendrá que contar con un proveedor que se encargue de los formularios de consentimiento. Además, se tendrá que informar al candidato de para qué se utilizarán sus datos y qué información va a almacenar la empresa. Esto puede significar más papeleo para la compañía.

Las entrevistas de trabajo virtuales han supuesto un gran avance en el mundo de los Recursos Humanos. Sin embargo, aún no resultan tan efectivas como hacerlas cara a cara.

Software de nóminas y recursos humanos

¿Conoces Sage 200 Laboral?

Descubre los beneficios de esta
solución de nóminas y recursos humanos.

Más información