Tres fórmulas para financiar las ventas a nuestros clientes

Publicado · 3 minutos de lectura

El acceso a la financiación de las pequeñas empresas es muy complicado ahora mismo, dado que los requisitos para obtener cualquier tipo de financiación se han endurecido sustancialmente para todas las empresas. Por estos motivos, las empresas que gozan de una mejor posición financiera y mayor estructura pueden plantear distintas fórmulas para financiar a sus clientes.

La empresa que vende sus productos debe buscar los caminos financieros con terceros para facilitarle el aplazamiento de pago de sus productos a los clientes. Es decir, establecer mecanismos de pago paralelos con acuerdos con entidades financieras es la fórmula más adecuada para facilitar las ventas a terceros.

El leasing o renting personalizado para nuestros clientes

La primera opción a la que puede recurrir cualquier empresa de un tamaño medio es un acuerdo de contratos de financiación con sus clientes como el leasing o el renting en fórmulas preferenciales. Aunque la financiación sea complicada, no olvidemos nunca cómo las entidades financieras tienen que seguir realizando acciones de préstamo porque es su propia actividad comercial.

Por ejemplo, Sage ha realizado ahora un acuerdo de financiación mediante leasing con BNP Paribas para que sus clientes puedan adquirir el Sage ERP X3 financiado en condiciones preferentes. ¿Qué ventajas se consiguen para nuestros clientes? Tiempo, dado que él no tiene que preocuparse de buscar financiación en otras entidades financieras y dinero, dado que los acuerdos de financiación de una empresa de un tamaño importante consigue mejores tipos de interés y plazos de pago que una pyme por sí sola.

La financiación al consumo, vía para clientes particulares

Si nuestra empresa vende un porcentaje importante de sus productos a clientes particulares, puede recurrir a los créditos al consumo concertados con terceros. El crédito al consumo lo conceden las entidades financieras de crédito y las condiciones de concesión de dichos créditos se basan en el buen comportamiento de pago de nuestros clientes y en que los mismos tengan un flujo de ingresos adecuado que permita afrontar las cuotas mensuales.

Para que una empresa pueda formalizar créditos al consumo con sus clientes, es necesario que la empresa formalice un contrato con las diferentes entidades financieras de crédito que operan en España. Por ejemplo, tenemos como entidades financiadoras a BBVA Finanzia o Santander Consumer entre otras muchas.

Una vez que nuestra empresa ha formalizado el contrato de empresa asociada a la entidad financiera, nosotros podremos tramitar la documentación necesaria para concederle un crédito al consumo a nuestros clientes sin que ellos se tengan que desplazar a ningún sitio y podremos hacerlo en tan solo unos minutos.

Las tarjetas de crédito de fidelización

Por último, una tercera vía de financiación a los clientes pasa por la emisión de tarjetas de crédito que les permitan a nuestros clientes pagar nuestras compras con ventajas preferenciales. Estas tarjetas de crédito son emitidas por las grandes empresas de tarjetas de crédito, como pueden ser Visa, Mastercard o American Express y nos permiten facilitar una línea de crédito a nuestros clientes a la misma vez que les podremos ofrecer un descuento por su compra que asumirá la propia empresa emisora de las tarjetas.

En España tenemos distintos ejemplos de estas tarjetas, que son por ejemplo la Visa Renfe o Visa Vueling o la Mastarcard asociada a diferentes superficies comerciales. En todos los casos, para poder realizar una emisión de tarjetas de crédito con nuestros logotipos y sus ventajas asociadas, tenemos que tener un contrato previo con las empresas emisoras de tarjetas.

El pago directo y rápido, fácil y ágil para todos

Cuando una empresa dispone de mecanismos de financiación específicos para sus clientes tienen mayores probabilidades de cierre de la venta que otra que no los tiene, dado que nuestros clientes quieren comprar sin complicarse la vida buscando financiación. Para conseguir estos acuerdos, basta con ponernos en contacto con las diferentes empresas financieras y buscar el producto que mejor se adecue a nuestros clientes a los productos que nosotros vendemos.

En Blog Sage | Leasing, renting o compra: tres opciones para adquirir inmovilizado, Cinco consejos prácticos para mejorar la financiación
Imagen | TheTruthAbout

Dejar una respuesta