Playing now

Playing now

Qué es un plan de tesorería y cómo hacerlo

Volver a los resultados de búsqueda

Logotipo de Sage Advice
Sage AdviceConsejos útiles sobre gestión empresarial y actualidad legal
SubscríbeteSubscríbete
sage

Describimos cómo un plan de tesorería debe reflejar todos los ingresos y gastos, así como las previsiones a corto, medio y, si fuera posible, a largo plazo.

  • Conocer a fondo nuestra empresa es el punto inicial para poder hacer una previsión de tesorería
  • Tener beneficios no es sinónimo siempre de tener liquidez, por lo que no nos debemos confiar

La liquidez es un punto clave en todos los negocios y es por ese motivo por lo que requiere una atención especial. Es más… una empresa puede empezar a vivir por su tesorería, pero, igualmente, morir por ella. Al fin y al cabo, la tesorería regula todas las operaciones monetarias del negocio, ya sean cobros o pagos, así como el control continuo de los fondos disponibles de la empresa e, incluso, su análisis es necesario para efectuar una predicción realista del futuro.

¡Comparte! Una crisis de tesorería es un plan poco apetitoso para tu negocio. Aprende a evitarlas con un buen plan de tesorería

Y es esto precisamente lo que se denomina plan de tesorería: una previsión con la que la empresa puede visualizar los pagos y cobros, partiendo de un disponible y, de esta forma, anticipar el futuro económico de la misma y poder tomar las decisiones correctas en consecuencia.

Un plan de tesorería parte de una previsión en la que la empresa visualiza sus cobros y pagos

En cuanto a los medios para llevarla a cabo, aunque podemos reflejar nuestro plan de tesorería en una sencilla hoja de cálculo que contemple todas las variables, existe software especializado, como Sage XRT Treasury, que constituye una solución flexible y colaborativa para la gestión de tesorería y comunicación bancaria.

Tener beneficios no significa tener liquidez

No nos confundamos. Es totalmente compatible tener un beneficio muy alto con una tesorería nefasta. Problemas con el cobro de determinadas facturas, plazos de cobro que no se cumplen, plazos de pago mal negociados… pueden dar lugar a no tener ni un euro en nuestras cuentas. Igualmente, hay momentos en los que cuesta devolver las deudas y una renegociación no es sencilla.

Tener beneficios no siempre implica que la tesorería esté en orden

En definitiva, la tesorería mide la disposición monetaria del negocio en un determinado momento mientras que el beneficio guarda más relación con la rentabilidad de la empresa. Motivos de más para tener un plan de tesorería eficaz.

¿Cómo funciona un plan de tesorería?

A simple vista, es algo muy sencillo. Consiste en que cada período se estimen los cobros que se van a conseguir, los pagos que se van a hacer y la diferencia da un saldo final que es el punto de partida de la tesorería para el período siguiente.

En un plan de tesorería se deben contemplar los importe con IVA incluido

Cuando los cobros superan a los pagos, la tesorería puede parecer muy fácil, pero tampoco convienen los excesos de liquidez, ya que pueden mermar la rentabilidad de la empresa. No obstante, y es cuando es aún más útil un plan de tesorería, a veces los pagos son mayores que el disponible de la empresa. Por lo tanto… problema… Y es que, si no hiciéramos esta planificación periódica, no podríamos darnos cuenta de una forma anticipada de estos puntos críticos de tesorería.

Prever los cobros

De la venta que se produce mes a mes se extraen los cobros recurrentes.  Conociendo el importe total de lo facturado y las condiciones de cobro de cada factura, podremos estimar una fecha de cobro. Lo mismo pasa a futuro. Veámoslo con un ejemplo.

Supongamos que para el mes de diciembre estimamos unas ventas de 2.000 euros IVA incluido. Si vendemos al contado, sabemos que vamos a cobrar los 2.000 euros en el mismo mes. Si hemos dado unas condiciones de pago a 15 días, cobraremos el 50% el primer mes, y el resto el segundo mes. Si son a 60 días, lo cobraremos al tercer mes.

Tener controlados los plazos de pago de los clientes es vital para la tesorería

Por otro lado, puede haber cobros extraordinarios. Esto puede ser una aportación de capital, una nueva póliza de crédito, un préstamo, una subvención….

Planificar los pagos

Quizás sea un poco más complicado hacer una previsión de pagos en un negocio, ya que hay mucha más variedad de pagos que de cobros. No obstante, podemos aplicar la misma lógica.

En general, existe una variedad en los pagos mayor que la que existe en los cobros

Por un lado, tendremos en cuenta todo tipo de pagos recurrentes. Empezar con todos los relacionados con gastos generales nos será sencillo. Alquiler, suministros, teléfonos, etcétera son fáciles de identificar. Únicamente habrá que tener en cuenta el plazo de pago. Es decir, puede que la factura de la luz la paguemos cada dos meses y no mes a mes.

La compra de mercadería, subcontratación y todo tipo de pagos relacionados con gastos directos para poder ofrecer la venta final es un dato fundamental. Igualmente, los sueldos de los empleados, los pagos a la seguridad social, los impuestos, la devolución de las cuotas del préstamo, liquidaciones de pólizas…. Como vemos, el abanico de este tipo de pagos es muy amplio.

Por otro, no podemos olvidar los pagos extraordinarios o puntuales. El pago del recibo de un seguro no previsto en un determinado mes puede desajustar el resto del funcionamiento del mes. O un aumento de producción que necesita de un mayor recurso humano trabajando, si no está contemplado, puede que dé lugar a no poder pagar las nóminas a final de mes….

Conoce nuestras soluciones de Tesorería

La gestión de pagos y cobros es vital en cualquier empresa. Descubre cómo podemos ayudarte.

Más información

5 factores que más influyen en la tesorería

Tras todo lo visto anteriormente, podemos concluir que los factores que más impactan en la tesorería son:

Las condiciones de cobro

Cuanto más tarde cobremos, peor será la situación en nuestra tesorería

Las condiciones pago

Cuanto más tarde paguemos a nuestro proveedores, más “oxígeno” habrá en nuestra tesorería.

Tipo de negocio

Existen negocios, como muchas ingenierías, que no pueden facturar hasta que no se termina de certificar el proyecto en sí. Esto significa que vamos dedicando recursos a la producción pero que, sin embargo, no podemos facturar hasta pasado un tiempo. Por ello, la situación ideal es poder facturar y cobrar cuanto antes.

El resultado de la empresa

Es muy importante conocer el resultado de la empresa para ser capaz de identificar si la empresa obtiene más ingresos que gastos, valorar su repercusión en la tesorería e identificar posibles medidas necesarias para encauzar situaciones problemáticas.

Ante todo, conocer nuestro negocio

Conociendo el funcionamiento de nuestro negocio, podremos exponer un plan de tesorería, algo que parece muy evidente pero no lo es. Si no sabemos qué va a haber un aumento de producción, no vamos a poder reflejar un aumento de pagos al tener que dedicar más recursos a esa producción. Si desconocemos que tenemos un determinado seguro contratado, no vamos a poder estar previstos para su pago. De aquí la importancia de conocerlo y con mimo.

Una buena gestión de tesorería es un requisito necesario para la viabilidad de cualquier negocio. Disponer de herramientas eficaces que faciliten disponer de un buen plan de tesorería es el primer paso para poner en orden nuestros cobros y pagos.