Playing now

Playing now

¿Conoces el periodo medio de cobro de tu empresa?

Volver a los resultados de búsqueda

Logotipo de Sage Advice
Sage AdviceConsejos útiles sobre gestión empresarial y actualidad legal
SubscríbeteSubscríbete

Explicamos en qué consiste el periodo medio de cobro (PMC), cómo calcularlo, qué relevancia tiene y cómo mejorarlo.

  • La interpretación del periodo medio de cobro debe realizarse siempre relacionándola con los otros elementos del contexto
  • Optimizar el periodo medio de cobro puede redundar en importantes ahorros para la empresa siempre que no se comprometan otros objetivos importantes

El Periodo Medio de Cobro se define como los días que, por término medio, tarda una empresa en cobrar de sus clientes. Desde el punto de vista del ciclo de explotación, nos aportará información sobre el número de días que transcurren desde que vendemos un producto hasta que se produce el cobro. También lo podemos interpretar como el número de días que estamos financiando a nuestros clientes.

Por lo general, las empresas deben intentar reducir su periodo medio de cobro todo lo que permitan sus otros objetivos como, por poner un ejemplo, promocionar sus ventas a través de la financiación a sus clientes.

¿Cómo se calcula el periodo medio de cobro?

Para su cálculo, debemos de conocer los clientes medios del año y las ventas anuales:

  • Los clientes medios se obtienen como la media de cuentas a cobrar que tiene nuestra empresa durante un período (normalmente un año). Se pueden aproximar sumando la cifra de clientes en el período que estamos estudiando y la del precedente y, después, dividiendo el resultado de esa suma entre dos.
  • En el caso de las ventas del año (u otro periodo que estudiemos), se contemplan las ventas que nuestra empresa ha realizado durante un período determinado teniendo en cuenta la aplicación en nuestras ventas del IVA.

La fórmula para el cálculo del periodo medio de cobro sería la siguiente.

PMC = 365*Clientes medios / (ventas *(1+ IVA))

Ejemplo práctico de cálculo del PMC

Supongamos que la empresa “AID” cuenta a 31/12/2017 con un saldo de clientes de 350.055 euros y a 31/12/2018 de 342.720 euros. Por lo tanto, los clientes medios del periodo ascienden a la cifra de 346.387,50 euros, que es el resultado de sumar ambas cifras y dividir por dos.

Supongamos también que las ventas del año 2018 han sido de 2.827.550 euros. Si aplicamos el IVA (considerando el 21 %), tenemos una cifra de facturación con IVA de 3.421.335,50 euros.

Aplicando la fórmula anteriormente expuesta:

PMC= 346.387,50 / 3.421.335,50 x 365 = 36,95

Es decir, 37 días de media está tardando en cobrar de sus clientes la empresa “AID”.

¿Cómo se puede mejorar el periodo medio de cobro?

Mejorar la cifra de días de cobro puede ser vital para nuestras finanzas. Para ello debemos tener en cuenta los distintos pasos que se generan en el proceso del cobro:

  1. La Venta. En el sentido del tiempo que transcurre entre que ha sido aceptada por el cliente y su entrega final del bien o del remate del servicio. Un proceso bien realizado de entrega, sin incidencias, es necesario para conseguir, a su vez, una facturación óptima y un cobro puntual.
  2. Facturación temprana. Facturar una vez se haya producido la entrega de la mercancía o prestación del servicio, independientemente de la cantidad de veces que esto suponga hacerlo. Si una mercancía se ha entregado a principios de mes, no se debería facturar a finales. Esos días son importantes para adelantar el cobro.
  3. Envío de la factura. Debe llegar a nuestro cliente por la vía más rápida. Hoy en día, con la incorporación de ERP y otras soluciones de gestión, estos tiempos se pueden reducir en gran medida. Sobre todo, teniendo en cuenta que algunos de nuestros clientes pueden empezar a contar el plazo de pago desde que reciben la factura, no desde su fecha de expedición.
  4. Plazo de cobro. Debemos negociar un plazo de cobro lo más corto posible y, en todo caso, adecuado a la legislación vigente. La fuerza en este tipo de negociaciones, generalmente, recae en el cliente. Es importante, en la medida de lo posible, evitar al cliente formas de pago complejas que retrasen el pago.
  5. Cobro. Enlazando con el apartado anterior, es importante que, si trabajamos con recibos domiciliados o transferencias, nos agilicen el ingreso de nuestros cobros. En el caso de que nos paguen de otras formas (como emisión de pagarés o cheques) debemos, en la medida de lo posible, establecer un procedimiento que evite retrasos o despistes a la hora de enviarlos al cobro al banco.

¿Qué tipo de información nos aporta el periodo medio de cobro?

Para concluir, debemos de tener claro que el PMC es un dato que nos aporta información importante, pero que debemos manejar desde el punto de vista del que analiza un ratio. Los ratios, fundamentalmente, nos permiten visualizar tendencias, ver cómo estamos en un momento en comparación con otro.

Es decir, si tenemos un periodo medio de cobro de 37 días, no quiere decir que estemos cobrando siempre a esos días. El dato de gran valor que nos aporta es que, si hace un año este ratio era de 30 días, hoy la inversión en clientes ha aumentado.

No obstante, este tipo de cifras debe interpretarse en su contexto. Por ejemplo, puede que hayamos incrementado el PMC por una decisión de política comercial que busque favorecer las ventas ofreciendo condiciones de pago a los clientes que les resulten más ventajosas.

Como hemos visto hasta ahora, el periodo medio de cobro es tremendamente útil para la dirección financiera de una empresa a efectos de planificación y control.

Dejar una respuesta