Playing now

Playing now

Plan de Control Tributario y Aduanero de 2019: estas son las prioridades de la AEAT

Volver a los resultados de búsqueda

Logotipo de Sage Advice
Sage AdviceConsejos útiles sobre gestión empresarial y actualidad legal
SubscríbeteSubscríbete
Sage

Resumimos las principales directrices del Plan de Control Tributario y Aduanero de 2019, que marca los objetivos más importantes de la Agencia Tributaria para este año.

  • El IVA será protagonista de varios importantes esfuerzos en materia de asistencia al obligado tributario
  • El análisis de datos será uno de los principales desafíos de Agencia Tributaria

Los planes de control tributario tienen carácter reservado. Es lógico porque una de sus misiones está orientada a la selección de qué tipo de supuestos deben investigarse. Sin embargo, el artículo 116 de la Ley General Tributaria permite que se hagan públicos los criterios que los informan.

De este modo, el Boletín Oficial del Estado publica a comienzos de cada año las principales directrices de actuación en inspección, pero también en otros ámbitos de la aplicación de los tributos. Las orientaciones más relevantes del plan de 2019 son las siguientes.

Información, asistencia y cumplimiento de obligaciones tributarias.

La línea es clara: se tiende a potenciar los sistemas de asistencia y, principalmente, se hará a través de medios telemáticos. Del mismo modo, también la vía telemática seguirá siendo la preferente para el cumplimiento de obligaciones tributarias.

En este campo, el IVA será uno de los grandes protagonistas este año con medidas como:

  1. El Asistente Virtual del IVA (AVIVA), cuyos trabajos de diseño se prevé que finalicen en octubre.
  2. Actualización de los contenidos del asistente virtual del SII.
  3. Se estudiará la posibilidad de que los sujetos pasivos del IVA no acogidos al SII puedan acceder a los datos fiscales de que dispone la Agencia Tributaria a través del SII sobre operaciones en las que hubieran intervenido ellos.
  4. Cuando se solicite cita previa para informarnos sobre el IVA, la Agencia Tributaria nos ofrecerá un asistente virtual al que podremos formular la pregunta. Una vez obtenida la respuesta, podremos decidir si realmente necesitamos una cita o no.

Además, en otros impuestos se seguirá un línea semejante de actuación. Por ejemplo, en el IRPF se seguirá potenciando Renta Web, la app móvil, el programa “Le Llamamos” e, incluso, se incluirá una nueva versión del programa de cartera de valores.

¡Comparte!  Y conoce al detalle el Plan de Control Tributario y Aduanero de 2019, con las prioridades de la AEAT.

El reto de la información

Las actividades de la aplicación de los tributos y, dentro de ellas, la inspección fiscal, no escapan de la tendencia que se produce en todos los sectores de la economía a un uso mucho más intenso e inteligente de la información.

Por un lado, la Agencia Tributaria pretende seguir dando impulso a diversos proyectos que incrementan la disponibilidad de información fiscal, entre los que destacan:

  • El SII.
  • El intercambio automático de información de cuentas financieras en el extranjero cuya titularidad sea de residentes en España.
  • La recepción de información referente al denominado «Informe País por País» como parte del Proyecto OCDE/G20 sobre la erosión de la base imponible y el traslado de beneficios (BEPS por sus siglas en inglés).

Además de la propia recogida de más datos, la Agencia Tributaria está trabajando en una explotación más intensiva de los datos. Se prevé no solamente incidir en el uso de tecnologías de análisis, sino en la readaptación de los modelos de análisis de riesgos a medida que va llegando nueva información.

Ocultación de actividades económicas y uso abusivo de sociedades

La ocultación de hechos con trascendencia tributaria relacionados con actividades económicas se pretende atacar incrementando la coordinación organizativa, pero también a través de la auditoría informática. En este último campo, se ha incorporado la auditoría forense.

En cuanto a las principales líneas de comprobación, las actuaciones se centrarán en:

  • Sectores en los que el elevado grado de economía sumergida genera rechazo social.
  • Personación en las sedes de las empresas para detectar irregularidades.
  • Control del fraude del IVA en sectores muy enfocados al consumidor final.
  • Sociedades carentes de una estructura productiva real.
  • Actuaciones sobre contribuyentes previamente investigados.
  • Personas jurídicas empleadas con la única finalidad de canalizar las rentas de personas físicas para pagar menos impuestos.
  • Operaciones vinculadas entre una sociedad y un socio o grupo familiar que las controla.

Los nuevos modelos de negocio

Uno de los objetivos es estudiar y realizar actividades de investigación relacionadas con algunos de los nuevos modelos de negocio que están surgiendo con la digitalización como, por ejemplo:

  • Las fintech y los nuevos medios de pago.
  • El comercio electrónico y las actividades logísticas ligadas a él.
  • Las operaciones realizadas con criptomonedas.

El IVA

Por un lado, el SII llama a desarrollar sistemas de control constante de las actividades económicas. Por otro, se plantea la necesidad de un sistema de control anual del IVA alternativo al modelo 390 para aquellos sujetos que ya no tienen que presentarlo.

Por otro lado, se pretende atacar las tramas del IVA, fundamentalmente a través de los siguientes mecanismos:

  • Depuración del Registro de Operadores Intracomunitarios (ROI).
  • Mayor control del censo de entidades para excluir potenciales clientes de organizaciones criminales.
  • Control de tramas de fraude del IVA en operaciones intracomunitarias y otras vinculadas a ellas referidas al material y componentes electrónicos no amparados por la inversión del sujeto pasivo.
  • Control sobre las tramas de fraude al IVA intracomunitario que operan en el sector de vehículos.
  • Comprobación e investigación combinadas de las importaciones de productos de consumo, textiles y otros con origen asiático.
  • Control de tramas activas en el sector de hidrocarburos.
  • Control sobre los depósitos fiscales y depósitos distintos de los aduaneros.
  • Control del reembolso del IVA soportado en las adquisiciones de bienes efectuadas por los viajeros no residentes.

Impuesto sobre sociedades

En este ámbito las líneas principales de actuación serán:

  • Procedimientos de comprobación limitada.
  • Inspecciones propiamente dichas en función de incoherencias con los datos normales del sector. En ese sentido, la Agencia Tributaria tratará de que los rangos críticos sean conocidos por los obligados tributarios.
  • Inspecciones de corta duración ante riesgos concretos.

Control de las grandes empresas

En este ámbito, los grandes objetivos son dos. Por un lado, se pretende reforzar la seguridad jurídica y evitar la conflictividad. En esa línea, se incidirá en aspectos como los acuerdos previos de valoración, los controles simultáneos o los acuerdos amistosos entre las administraciones tributarias de distintos países en determinados tipos de conflictos.

En segundo lugar, obviamente, las actividades de comprobación son prioritarias. No obstante, dada la complejidad que pueden suponer estas investigaciones y los recursos que consumen, se pretende centrar muchos esfuerzos en la selección de casos.

En principio, las principales líneas de actuación se centrarían en:

  • Medidas antielusión.
  • Precios de transferencia.
  • Establecimientos permanentes.
  • Paraísos fiscales y regímenes preferenciales.

Otras actuaciones

Además de las prioridades referidas el control tributario alcanzará a otros muchos ámbitos como:

  • Análisis patrimonial para la detección de bienes, derechos ocultos y rentas no declaradas.
  • Grupos fiscales y de entidades.
  • Control y la actualización de la información censal.
  • Actuaciones de control en el marco de las relaciones con las haciendas forales
  • Análisis de libros registro.
  • Control de los contribuyentes no declarantes del IRPF.
  • Control de los rendimientos del capital inmobiliario en el IRPF.
  • Diseño y desarrollo de una herramienta de control de retenciones en sede del retenedor.
  • Tributación de no residentes.
  • Colaboración con la Inspección de Trabajo y la Seguridad Social.
  • Control de la correcta aplicación del régimen fiscal especial de las entidades sin fines lucrativos.
  • Lucha contra el fraude aduanero, de los impuestos especiales y medioambientales.
  • Prevención y represión del contrabando, narcotráfico y blanqueo de capitales.
  • Control del fraude en fase recaudatoria.
  • Colaboración con las comunidades autónomas.

Los planes de control tributario orientan a la sociedad en general y, en particular, a los emprendedores hacia los principales hitos en el cumplimiento de obligaciones tributarias, pero también sobre las actuaciones que se ponen en marcha para garantizar la seguridad jurídica y que todos los agentes económicos compiten cumpliendo las “reglas del juego” en materia fiscal.