Playing now

Playing now

Employer Branding ¿Cómo medir su ROI? Métricas y resultados

Volver a los resultados de búsqueda

Logotipo de Sage Advice
Sage AdviceConsejos útiles sobre gestión empresarial y actualidad legal
SubscríbeteSubscríbete
sage

En este post analizaremos como mejorar y medir tu marca de empresa como empleadora a través de los siguientes conceptos.

  • Employer Branding: 5 pasos para crear una estrategia irresistible
  • ROI, herramienta clave para medir los resultados de nuestra acción como marca empleadora
  • Te mostramos un caso real de éxito

¿Qué es el Employer Branding?

Es la reputación de marca que tiene una empresa como empleadora o dicho de otra forma, ¿resulta tu marca atractiva a potenciales candidatos para trabajar en ella?.

Hasta hace no muchos años, las organizaciones centraban sus esfuerzos en ofrecer los mejores productos y servicios con el objetivo de satisfacer a sus clientes por encima de sus competidores.

La estrategia se centraba en el exterior, en el cliente final.

Años después se demostró que lo que diferencia a las marcas no son solo sus productos o servicios sino su propia imagen.

En función de ella serás capaz de atraer al mejor talento que te proporcionará ideas innovadoras y estrategias de productos y servicios que engancharán al cliente final.

Por tanto, el Employer Branding es un concepto mucho más amplio que abarca a la totalidad de la empresa para conseguir un objetivo en común.

¡Comparte! El Employer Branding en una empresa ha de ser real, ¿quizá sea hora de cambiar la frase de «el cliente primero» por «el talento primero»?

Dime cómo eres y te diré si quiero trabajar contigo

En la actual era digital, la información está a un solo clic y las nuevas generaciones son más exigentes que nunca en cuanto a sus puestos de trabajo.

El factor económico ya no cobra el papel protagonista en la decisión, existen otros muchos que se tienen en cuenta como el salario emocional, la flexibilidad horaria, las políticas de conciliación, el desarrollo personal, etc. Todas ellas englobadas dentro del concepto Employer Branding.

Dos claves para saber si tienes un buen Employer Branding

1- Los trabajadores: tus mejores embajadores de marca

¿Están contentos y satisfechos en sus puestos de trabajo? ¿Cuál es su grado de fidelización?

Y otra pregunta fundamental:

¿Cuál es la tasa de rotación y absentismo de personal que hay en tu empresa?

Imagínate la cantidad de información valiosa que puedes obtener con la respuesta a todas estas preguntas.

Tus empleados serán sin duda los mejores embajadores de tu marca, los que viralizarán de forma inconsciente lo increíble y satisfactorio que es trabajar contigo o lo frustrados e insatisfechos que se sienten en la empresa.

2- Los potenciales candidatos que quieres atraer a tu equipo

¿Acaso cuando nos vamos a hospedar en un hotel no miramos los comentarios de viajeros anteriores?

Con un puesto de trabajo ocurre lo mismo.

Las personas hablan de sus trabajos en Internet, en redes sociales, con su entorno más cercano. Hablan de lo bueno y de lo malo.

¿Crees que un potencial candidato no estudiará tu empresa antes de inscribirse en un proceso de selección?

Piensa en ello.

Cambiemos la frase de «el cliente primero» por «el talento primero»

El Employer Branding debe de ser real, no se trata de vender una cortina de humo con la que intentar atraer al mejor talento para luego, cuando lleguen a ti, descubrir que han sido engañados.

¿Cómo crear una buena estrategia de Employer Branding?

Cultiva tu marca empleadora al máximo

Define claramente la filosofía y valores de la empresa y transmítela a toda la organización.

¿Están todos tus trabajadores alineados con ella?

Por ejemplo, si somos una marca que fabricamos envases reciclables no tendría ningún sentido contratar a trabajadores que no crean en productos biosotenibles o no estén a favor de una política de reciclaje.

Las personas son el elemento más valioso de cualquier compañía. Si lo que quieres es atraer talento, investiga ¿qué es lo que buscan los potenciales candidatos en un puesto de trabajo para considerarlo atractivo?

Dales protagonismo a tus trabajadores

Pídeles testimonios, tienen que saber y sentir lo importantes que son para la empresa. Busca empatía, cuida los workspaces, graba un video de un día cotidiano en la empresa y muéstralo en tus Redes Sociales.

Ten por seguro que si están satisfechos, serán tus mejores portavoces e imanes de atracción de talento.

Crea un plan global de empresa derribando barreras

Elimina jerarquías. Potencia la comunicación entre empleados y empresa. Todos y cada uno de los miembros que trabajan contigo son relevantes y realizan funciones necesarias, por lo que el hecho de sentirse escuchados y parte de la compañía, incrementará su grado de fidelización y viralización.

Atento a los millennials, juegan con normas diferentes

Hoy por hoy es el nicho de trabajadores donde se encuentra el mayor nivel de talento.

No utilices un sistema de recompensas con ellos, no suelen motivarles, apuesta por ponerles retos y desafíos. Se trata de la generación de la creatividad, por lo que demuéstrales que si trabajan contigo, nunca van a estar aburridos.

Destina una parte del presupuesto a mejorar tu marca empleadora

¿Cuanto debo invertir en mi estrategia como marca empleadora?

Este es un dato relativo ya que depende de multitud de factores, pero no supone una gran inversión, solo tendrás que definir una estrategia acorde con tu filosofía de empresa.

Analicemos los números…

¿Qué es el ROI?

ROI (Return on Investment), es una excelente herramienta cuya finalidad es medir la rentabilidad de todas las acciones de inversión que llevamos a cabo en la empresa.

Podemos trasladar este concepto a las diferentes estrategias que se lleven a cabo desde cada departamento.

¿Por qué calcular el ROI es tan importante?

Pues porque como toda estrategia, por muy bien diseñada que esté, la única forma de saber si está siendo efectiva es midiendo sus resultados.

¿Cómo se calcula?

ROI = (Beneficio – Inversión) / Inversión

El resultado nos permitirá saber cual ha sido la rentabilidad de cada euro invertido en la estrategia concreta.

ROI positivo o negativo ¿Qué significa?

Si el dato que resulta de la fórmula es positivo significa que la inversión está siendo rentable, por el contrario si fuera negativo, tienes que tener claro que estás perdiendo dinero.

Por ejemplo, si obtenemos un ROI del 3%, quiere decir que por cada euro invertido, estamos obteniendo un retorno de la inversión de 3€.

Por otra parte, si medimos el ROI de cada una de nuestras estrategias en RRHH, posteriormente podremos hacer una comparativa de cuál de ellas nos está dando mejores resultados y focalizar ahí nuestros esfuerzos.

¿Por qué será importante medir el ROI de tu estrategia de Employer Branding?

Para conocer si todas las acciones e inversiones que estamos llevando a cabo nos llevan por buen camino o por el contrario debemos realizar ajustes que nos redireccionen. ¿Medir la rentabilidad recuerdas?

Tres datos importantes:

  1. Más del 80% de los trabajadores de una empresa estarían dispuestos a cambiar de compañía si otra de mayor reputación los contratase.
  2. Más del 60% de los posibles candidatos, investigan y analizan a la empresa antes de cubrir un formulario de inscripción para una oferta.
  3. Casi el 50% de los usuarios abandonan los procesos de selección si los pasos de suscripción a seguir les resultan complicados.

Estos tres datos nos facilitan información suficiente para trabajar sobre ellos, mejorar esas áreas y evitar lo que se conoce como «fuga de talento».

¿Cuáles son las métricas a tener en cuenta para medir el ROI de tu marca empleadora?

Imaginemos que publicamos una oferta de trabajo en nuestros propios portales de empleo.

La preparación de este proceso de selección y reclutamiento para cubrir nuestra vacante ha supuesto inversión de tiempo y dinero en redes sociales, páginas corporativas, anuncios, etc.

¿Cómo empezar a medir su retorno?

1- Fíjate en la calidad de los suscriptores

No se trata de que un baño de masas se apunte a nuestra oferta sin ni siquiera cumplir la mitad de los requisitos que se exigen. Esto implicará mayor inversión de tiempo por nuestra parte en la realización de la primera criba. Pon el foco en la calidad, lo que se conoce como candidato cualificado (cumple el 100% de nuestros requisitos).

Calcula el número de candidatos cualificados que se han inscrito a tu oferta. Si este número es alto, ¡enhorabuena! vas por buen camino, estás atrayendo talento a tus filas.

2- Segmenta tus fuentes de candidatos

¿En cuántos medios has publicado tu anuncio? ¿A través de cuál o cuáles te llega un mayor número de candidatos? ¿A qué fuente acuden los candidatos cualificados?

Con una buena estrategia, los candidatos de calidad te llegarán a través de tus propios medios. Irán directos a ti en lugar de acudir a portales externos.

3- Controla los tiempos

¿Cuánto tiempo transcurre desde que inicias el proceso de selección hasta que contratas al candidato ideal para el puesto?

Con un buen Employer Branding solo te llegarán candidatos de valor por lo que los tiempos de contratación se reducirán considerablemente, mejorando el valor del ROI.

4- Calcula el coste de las fuentes

Calcula cuanto inviertes en cada una de las fuentes que utilizas para captar talento.

Puede que descubras que estás gastando una cantidad importante de dinero en portales que apenas ofrecen retorno ya que nunca te llegan candidatos cualificados.

5- Mide el nivel de engagement

¡Enhorabuena! Hemos llegado al final. Ya has contratado al candidato ideal para el puesto.

Imaginemos que han pasado doce meses. ¿Continúa esta persona en tu empresa?, pero vayamos más lejos…

¿Qué porcentaje de trabajadores contratados continúan trabajando contigo después del primer año?

Esto hace referencia a lo que comentamos antes del ratio de rotación. Un marca con una potente marca empleadora conseguirá reducirlo al máximo. ¡Todos querrán trabajar contigo!

Ahora que ya sabemos qué es el ROI y cuál es su relación con el tema que nos ocupa, veamos un caso real de éxito.

Caso real de éxito

En esta ocasión no vamos a hablar de Google que parece que siempre es el ejemplo de por excelencia.

Typeform, una empresa que ha sabido transformar la complejidad de realizar una encuesta por Internet en un juego de niños.

Pero fijémonos en su Employer Branding…

Si accedes a su portal de trabajo verás:

  • Una fabulosa filosofía de empresa.
  • Una flexibilidad horaria que te permite conciliar con tu vida personal.
  • El día de tu cumpleaños no tendrás que ir a trabajar, por convenio estarás libre.
  • Podrás comer fruta fresca y platos saludables (cuidan la salud de sus equipos)
  • Tendrás descuentos en determinados gimnasios y un seguro de salud privado
  • También accederás a ofertas en dispositivos de última tecnología

Pero todavía hay más…

Sus workspaces son espectaculares y acogedores.

¿Quien no querría trabajar en un lugar así?

Ahora ya lo sabes…

Mira hacia dentro, la fuerza está en ti.