Las nueve claves del recruiting en 2018 (infografía)

Publicado · 3 minutos de lectura

Las tendencias en gestión del talento pueden resultarles ajenas a determinadas empresas, especialmente a las pymes. Sin embargo, es solamente una mera apariencia, ya que influyen en toda clase de negocios.

Incluso cuando no se siguen las tendencias en gestión del talento, las empresas se ven afectadas por el contexto que marcan. En la infografía podemos ver las más significativas de cara a 2018.

¿Por qué son tan importantes las tendencias en gestión del talento?

Aunque no aparezca en la contabilidad, el talento humano es uno de los activos más importantes de cualquier empresa. Sin él sería imposible abordar los procesos o no se podrían abordar de la misma forma.

Cada momento, cada circunstancia empresarial, plantea unos requerimientos en gestión del talento. Por ejemplo, en el actual contexto de transformación digital, adquiere una importancia enorme el reto del correcto manejo por los miembros del equipo de las novedades tecnológicas que aportan la nube, la inteligencia artificial, el Internet de las cosas, el Big Data, etc.

Pero, como podemos ver en la infografía adjunta, existen otros muchos retos relacionados con el talento, que abarcan aspectos sociales, personales y organizativos. Todos ellos definen el contexto en el que se mueven los negocios.

Desentenderse de las tendencias en gestión del talento puede ser peligroso. Si estas prácticas se han convertido en tendencia, es porque muchos departamentos de recursos humanos han encontrado que son las respuestas más adecuadas para afrontar las necesidades del entorno actual.

Seguir otras pautas, marcar diferentes prioridades y orientarse en otra dirección supone un riesgo importante. Si logramos adaptarnos a los requerimientos del entorno mejor que los competidores, gozaremos de una importante ventaja. Si, por el contrario, nuestra visión es equivocada, nuestro equipo será incapaz de superar los retos del momento.

Las principales tendencias en gestión del talento y recruitment en 2018

En la infografía podemos observar que giran en torno a varios ejes.

Integración del talento en la organización

Una empresa es algo más que la suma de talentos. Por muy buenas que sean las cualidades de los empleados han de conjuntarse bien. Es la correcta inserción del talento de cada uno de los miembros lo que eleva la productividad del equipo.

Por otro lado, los perfiles tienden a ser cada día más abiertos y mostrar la diversidad de rasgos que existe entre la población. Además, eso se produce en un entorno en el que las empresas buscan aplicar el conocimiento que atesoran a una variedad cada vez más amplia de contextos.

Un buen ejemplo de ello es la conjunción en un mismo momento de distintas generaciones. La prolongación de la vida laboral está proporcionando la oportunidad de poner en contacto empleados con grandes diferencias de edad. Eso nos lanza un desafío especial de conjunción y búsqueda de complementariedades entre el talento sénior, los recién llegados y las generaciones intermedias.

Hay que crear equipos que se muestren como tales ante todo tipo de circunstancias. Las distancias geográficas, culturales, de edad, de forma de ver la vida, etcétera, no deben ser un obstáculo para que el conjunto funcione.

La tendencia al cambio

Existen épocas de consolidación de una forma de trabajar, de asimilación de lo nuevo que vino tiempo atrás. Más bien, en 2018, nos encontraremos en la situación opuesta. La tecnología ha venido aportando otros instrumentos que no existían hace unos años. Sin embargo, el verdadero cambio está en su aplicación y en las implicaciones organizativas que se deriven.

Por supuesto, profundizar en la formación tecnológica y en el cultivo de destrezas digitales seguirá siendo prioritario. Sin embargo, hay que ir un punto más allá. Hay que examinar en profundidad cómo nos ayudarán las nuevas herramientas a cambiar para mejorar aspectos como

El factor humano es crucial en cada uno de esos procesos de cambio. Sin entender el talento de los empleados, es imposible comprender las implicaciones organizativas.

La importancia de los valores

Una de las tendencias más asentadas es la que busca un mayor grado de implicación de la plantilla. Con ello se pretende que los empleados estén más motivados y comprendan mejor los objetivos de la empresa. De ahí se derivará un mayor esfuerzo y una mayor conciencia de los retos a los que se enfrenta la empresa. Todo ello contribuirá a elevar la productividad y a consolidar el equipo.

Ello exige comprender los valores personales de los empleados. Se trata de descubrir cómo podríamos hacer que los trabajadores se sientan orgullosos de su empresa. De este modo, no solamente pondrían con gusto su talento al servicio de los objetivos, sino que también se podrían convertir externamente en sus mejores embajadores y en prescriptores de su marca.

En la infografía podemos ver las nueve tendencias en gestión del talento y recruitment que predominarán en 2018. Además, nos describe los datos clave que las explican y las acciones que es imprescindible tomar.

sage infografia

Subscríbete a la newsletter de Sage Advice

Recibe nuestros consejos más recientes directamente en la bandeja de entrada de tu correo electrónico.

Dejar una respuesta